Por Valeria Cuéllar

UASLP enfrenta desafíos en calidad educativa para el próximo periodo

La Universidad Autónoma de San Luis Potosí busca asegurar autonomía presupuestal y gratuidad sin sacrificar la calidad educativa.

La Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) se prepara para superar importantes retos en el próximo periodo de rectoría, con el objetivo de continuar su crecimiento, alcanzar la gratuidad en la educación superior y mantener la calidad y mejora de su infraestructura educativa. Directores de diversas facultades y campus, incluidos Omar Sánchez Armass Cappello de Psicología, José Salomé Murguía Ibarra de Ciencias, y Héctor López Gama de la unidad en Rioverde, coinciden en la necesidad de garantizar la autonomía presupuestal para sostener y ampliar los logros académicos y de infraestructura de la universidad.

La autonomía presupuestal emerge como el reto principal, según Sánchez Armass Cappello, quien advierte sobre los peligros de un estancamiento presupuestal en la investigación y el desarrollo educativo. Por otro lado, Murguía Ibarra enfatiza la importancia de la vinculación de los programas educativos con la sociedad para asegurar la empleabilidad de los egresados en campos de alta especialidad y la necesidad de expandir los espacios físicos para mejorar la calidad educativa.

López Gama destaca el papel crucial del presupuesto en la contratación de personal y en la infraestructura necesaria para mantener la calidad educativa, vinculando directamente la discusión sobre la gratuidad de la educación superior con los recursos disponibles. La gestión efectiva del presupuesto y el logro de la gratuidad educativa se presentan como factores determinantes para el futuro de la UASLP, en un momento donde la calidad educativa y la expansión de servicios se ponen a prueba ante las exigencias de un entorno académico y profesional en constante evolución.