titulo_columna
Fernando Garduza
Derecho de Réplica

UN ALCALDE SIN SENTIDO SOCIAL

La Auditoría Superior del Estado (ASE), detectó que el ayuntamiento de San Luis Potosí utilizó en 2019, más de 19.5 millones de pesos, destinados a obras de infraestructura para localidades de alto grado de rezago social y Atención Prioritaria, en zonas con un grado de rezago social "bajo" y "muy bajo".

En pocas palabras, la administración encabezada por el alcalde Francisco Xavier Nava Palacios, benefició a zonas de alta plusvalía en lugar de atender a los más desprotegidos. Desde que inició su gobierno, una de las quejas en colonias, sobre todo de la periferia, es que el presidente municipal los tiene olvidados y abandonados.

El Informe Individual de la auditoría a la capital sobre los recursos del Fondo de Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FISMDF), señala: "Con la revisión de los registros contables y estados de cuenta bancarios del FISMDF 2019, se verificó que el Municipio de San Luis Potosí, S.L.P., destinó 19 millones 579 mil 619.59 pesos en el pago de 16 obras que no beneficiaron a las localidades que presentan los dos mayores grados de rezago social en el municipio, y a las Zonas de Atención Prioritaria".

El documento señala que, con la finalidad de solventar la observación, el ayuntamiento presentó mediante el oficio TM/CAI/0032/2020, “aclaraciones a resultados preliminares, de fecha 8 de octubre de 2020, con un documento emitido por el portal de la MIDS (Matriz de Inversión para el Desarrollo) de la Secretaría del Bienestar, donde se registra y verifica el cumplimiento de los lineamientos generales para la operación del FISMDF”.

Sin embargo, del análisis al desahogo presentado por el ayuntamiento, la Auditoría Superior del Estado advirtió: “se proporcionó documentación referente a las MIDS de la Secretaría del Bienestar en lo relativo a las obras que no beneficiaron a las localidades que presentan los dos mayores grados de rezago social en el municipio, y a las Zonas de Atención Prioritaria".

Las obras se realizaron en AGEB'S (Áreas Geoestadísticas Básicas) de Zap urbana y localidades con un grado de rezago social "bajo" y "muy bajo", debiendo realizarse en un grado de rezago social "alto" y "medio", por lo cual, las aclaraciones proporcionadas no lograron solventar la observación.

"Se presume un probable daño o perjuicio a la Hacienda Pública por un monto de 19 millones 579 mil 619.59 pesos, más los rendimientos que se generen desde su disposición hasta su reintegro a la cuenta bancaria de FISMDF 2019, por el pago de 16 obras que no beneficiaron a la población de pobreza extrema, ya que no presentaron evidencia de aprobación por medio del Anexo 111 de los lineamientos del FISMDF; en su caso, deberá ser acreditado ante esta Auditoría Superior del Estado con la evidencia documental del depósito del reintegre a la Tesorería de la Federación".

Esto quiere decir, con salvedad de la posibilidad que da el propio proceso de auditoría de que el ayuntamiento logre solventar la observación, que el ayuntamiento estaría obligado a devolver los casi 20 millones de pesos mal utilizados.

El informe de la ASE, con cifras y análisis de la utilización de los recursos, y con la posibilidad de que el ayuntamiento aclarara las observaciones preliminares, respalda la visión que tienen muchos capitalinos sobre la administración de Xavier Nava, que está alejada de las clases desprotegidas, solamente busca hacer negocios para beneficio propio, y que carece de un sentido social a la hora de gobernar.

 

[email protected]