Nota de Columna
titulo_columna
El Mirador
Redacción

Vih-sida

Las personas con VIH-sida pertenecen a otro de los sectores que más se vieron afectados durante la pandemia de covid-19. A cuatro décadas de distancia, quienes padecen esta enfermedad, que desde 1998 se convirtió en un mal crónico manejable, se enfrentan a nuevos retos, como la viruela símica, una caída en la prevención y problemas en la detección, acceso y mejoramiento de la atención médica en general.

 

Previo al Día Mundial Contra el Sida 2022, que se celebra este jueves, uno de los expertos que más conoce del tema, Carlos Magis Rodríguez, afirma, categórico, que, al no tener un programa de prevención que disminuya el 50% de las infecciones anuales de esta enfermedad, “quiere decir que somos responsables de 2 mil 500 nuevas infecciones por año que no evitamos”. Alethse de la Torre, directora del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH-sida (Censida), considera que, a causa de la pandemia.

 

En el marco del Primer Congreso Internacional de Actualización en la Atención del IMSS a Personas que Viven con VIH, Luis Adrián Quiroz, coordinador general de DVVIMSS, señaló que las personas con VIH difícilmente han estado en el centro de la atención médica, por lo que es importante generar acciones vinculantes con el primer nivel de atención.

 

Eso, pese a que algunos de los logros de esta administración son haber mantenido el acceso gratuito y universal a los tratamientos antirretrovirales y, en el caso del IMSS, que se haya promovido la aplicación de la Profilaxis Preexposición, que ha mostrado una eficacia del 90 al 99% en la prevención del VIH; así como la optimización de las terapias, pues, de tomar varias pastillas al día, ahora los enfermos sólo toman una.

 

En México, hasta el 31 de octubre de 2022, se tiene el dato de 360 mil personas con VIH, de los cuales 292 mil son hombres, 74 mil son mujeres y 3 mil 400 son menores de 15 años.

 

Para David Alvarado, presidente de Fundasida, actualmente son más las organizaciones que buscan dar visibilidad y sensibilidad al tema del VIH, pero reconoce que hablar de éste sigue siendo un tabú, porque las personas generalmente muestran miedo, causado por la desinformación y el estigma, así como los casos de discriminación hacía la población que vive con este virus. “Si se tuviera conciencia de lo fácil que es prevenir este virus, a través de la información adecuada, así como el uso del condón como primera barrera al momento de tener relaciones sexuales o bien un chequeo médico constante basado en pruebas de detección, la situación sería otra” subrayó Alvarado.

 

La pandemia por covid-19 generó un retroceso de tres décadas en la vacunación de niños menores de cinco años, en donde hay riesgo de resurgimiento de enfermedades, como la poliomielitis, entre otras, advierte Eduardo Arias de Garza, infectólogo pediatra del Instituto Nacional de Pediatría. Cuestión de ver, diría el director médico de vacunas del laboratorio Sanofi, Daniel Gregory López, en una conferencia, que, conforme a los datos de la Encuesta Nacional de Nutrición 2021-2022, apenas se tiene una cobertura del 70% de la vacuna Hexavalente acelular.