Por Ana Alamilla

Estadio Azteca en la cuerda floja para el Mundial 2026

Reprobación de la FIFA pone en duda su participación como sede inaugural.

La emblemática cancha del Estadio Azteca enfrenta un momento crítico tras no cumplir con los estándares de evaluación de la FIFA, sembrando dudas sobre su rol como anfitrión de la Copa Mundial de la FIFA 2026. La Federación Mexicana de Fútbol y sus aficionados recibieron con consternación la noticia de que el recinto deportivo no alcanza los requisitos exigidos para los estadios mundialistas, incluyendo capacidad mínima de espectadores, instalaciones y servicios adyacentes, así como normativas ecológicas y de sostenibilidad.

 

Los retrasos en las remodelaciones necesarias del estadio, que incluyen actualizaciones en asientos, palcos y áreas para aficionados, han complicado la situación. El uso continuo del estadio por parte del Club América, así como la celebración de partidos de la selección y eventos de gran envergadura, han interferido en el avance de las obras requeridas por la FIFA.

 

La posibilidad de que el Estadio Azteca quede fuera como sede inaugural del Mundial 2026 ha alertado a las autoridades deportivas y gubernamentales, quienes ahora enfrentan el desafío de acelerar las remodelaciones para cumplir con los estrictos criterios de la FIFA y asegurar que México mantenga su lugar privilegiado en la historia del fútbol mundial. La situación actual demanda una acción inmediata para revertir el dictamen y garantizar que el estadio pueda ser parte del magno evento futbolístico.