titulo_columna
Fernando Garduza
Derecho de Réplica

“ESTAMOS CONTRATANDO”

Si es usted un influencer, gurú de las redes sociales o simplemente se hizo famosillo por subir fotos a Instagram de su vida cotidiana, o por ser un agrio crítico de cualquier tema en Twitter, esto le interesa: el Ayuntamiento de San Luis Potosí le ofrece mil pesos por cada 10 mil seguidores que tenga en cualquiera de sus redes sociales, la única condición es que hable bien del alcalde Francisco Xavier Nava Palacios y de su administración.

El lunes 5 de octubre, el alcalde Nava Palacios, acompañado de su director de Desarrollo Social, Oscar Valle Portilla; su secretario técnico, Jorge Arias Hernández; y el subdirector de Atención a la Juventud, Oliver Escobedo Núñez; se reunió con un grupo de jóvenes en un evento que de entrada pasó desapercibido, el “Conversatorio con jóvenes en el marco del 2º Informe de Gobierno”.

Tan poco interesante fue el encuentro para el propio ayuntamiento que decidió guardar por varios días el boletín de la reunión, en la cual, según la información circulada por Comunicación Social, hablaron de muchos temas, menos, sobre la atención a la juventud.

Asegura el boletín titulado: “INDISPENSABLE LA PARTICIPACIÓN DE LA JUVENTUD EN LA VIDA PÚBLICA”; que diferentes grupos y asociaciones de jóvenes mostraron interés “sobre diferentes temas de la agenda pública”, por lo cual, autoridades municipales “sostuvieron un diálogo abierto en el que aclararon dudas y dieron destacaron (SIC) la importancia de la participación de la juventud en la vida pública”.

Solo un párrafo del boletín hace alusión a la juventud: “En este contexto, se consideró indispensable acercar a los jóvenes a la vida pública pues cada decisión que se toma repercute en el futuro de ellos. ‘Los jóvenes viven una realidad distinta, sus gustos y formas de comunicarse son diferentes, por lo que es necesaria su incursión a la vida pública desde su visión’”, dijo el alcalde a los participantes en la reunión, según el comunicado.

Así nomás, se fueron a la dinámica de preguntas y respuestas, donde supuestamente los jóvenes, tuvieron dudas sobre: acciones ante la pandemia, programas sociales, centros comunitarios, seguridad, su proyecto de luminarias, y la deuda pública.

Llama la atención que el boletín, mencione que grupos y asociaciones de jóvenes mostraran interés sobre temas de la agenda pública, y solamente acudieran ocho al mentado conversatorio, sin aclarar a cuáles de los supuestos grupos y asociaciones pertenece cada uno.

Pero esto tiene una respuesta que revelan las propias fotografías circuladas junto con el boletín, pues resulta que la reunión tuvo un trasfondo. “A cada uno le ofrecieron diferentes cosas, dependiendo del peso de sus redes sociales, tienen sus remuneraciones, y obviamente también son promesas de cargos públicos, que los van a hacer líderes de campaña, etcétera”, platicó a esta columna uno de los asistentes.

Comentó que hubo a quienes les ofrecieron mil pesos por cada 10 mil seguidores en sus redes sociales, agregó que a él también le hicieron ofrecimientos, sin embargo, para no ubicarlo y cuidar su identidad no será mencionado. El objetivo es que cada uno de los jóvenes genere publicidad favorable para el alcalde desde ahorita y durante la campaña al Gobierno del Estado con el fin de posicionarlo en las redes sociales.

“Algunos van con paga, algunos con otros compromisos, la idea es subir buena publicidad a las redes sociales, tanto a Instagram, Tik Tok, Facebook, por ejemplo, alguien que tiene cientos de miles de seguidores en Tik Tok, lo ideal para ellos es que se ponga a trabajar en un sketch en el que hable bien del gobierno o de Nava”, reveló la fuente.

Instagram es una red social enfocada en la fotografía. Una estrategia de posicionamiento para el alcalde sería llenar la plataforma con imágenes y hashtags alusivos, por ejemplo, al Centro Histórico, sus edificios, mercados, cantinas, restaurantes, tiendas para turistas, cafés, plazas, iglesias, etcétera. Lástima que lo tengan tan abandonado que lo primero que se viralizaría serían los grafitis y las calles abandonadas.

 

[email protected]