titulo_columna
Héctor Morán
Descarado por la banda

Nos fue mal con el covid, pero no como pensábamos

En medio de una la sencilla gala, pero a la altura de la importancia de la ocasión. En presencia de la mayoría de los jefes de alto mando en el país, Andrés Manuel López Obrador dirigió su segundo informe de gobierno al pueblo de México.

En él se tocaron dos temas fundamentales, el primero, su eterna lucha contra la corrupción. Es comprensible que ante la menor provocación lleve los asuntos a ese tema, pero ya se volvió cansado y monótono hablar de este tema, aunque sea uno de los temas favoritos del presidente.

En el discurso Andrés Manuel, resaltó que desde 1983 se busca esclarecer el manejo público de los recursos, pero que hasta ahora, son los primeros dos años que se hacen realmente con efectividad, aquí es donde surge la contradicción por la manera tan sombría que se estaba llevando la construcción de dos pistas para el aeropuerto de Santa Lucia, y el tema de Rosario Robles, no se sabe con exactitud qué es lo que se viene en estos temas.

El segundo tema importante, coronavirus, ante la pandemia se veía venir lo peor, y lo peor llegó, escases en medicinas, empleo, oportunidad, salud, bienestar, pero ante lo malo, lo bueno fue la creación de más espacios en hospitales, que ante la urgencia sanitaria se dio a la obligación de apostar por la salud antes que cualquier cosa, ahora toca mantener esas “camas” en función para redondear ese saldo positivo, ahora sí que mínimo en espacios hospitalarios podremos decir que no hay mal que por bien no venga, ese pudiera ser nuestro único consuelo, y el del gobierno mexicano.

EL Covid-19 no solo representa salud, sino economía, y aquí el panorama también parece bueno para el país, al inicio, el Banco Mundial estimó una contracción del PIB en México del 22 por ciento, ayer López Obrador dijo que solo será del 10 por ciento aunque previamente el banco mexicano señaló que será del 18 por ciento, sea una cifra o la otra, ninguna llega al desastre como en países europeos, en donde se rebasó la barrera del 22 por ciento de caída, llegando Espala y Francia hasta el 24 por ciento.

El informe fue relativamente corto a comparación de otros años y otras épocas, en donde el show duraba toda la mañana y tarde, prácticamente porque cada mañana AMLO rinde un informe de acciones, en donde sigue destacando las apuestas que tiene por la refinería de Dos Bocas, y el Tren Maya en donde destacó que estas “van viento en popa”.

Ya por ultimo hablo sobre la seguridad en el país, en donde dijo que la delincuencia se ha reducido en 30 por ciento, disminuyendo en todos los ámbitos, menos en dos, extorción y muerte dolosa, esta última incrementada fuertemente en la zona bajío, en donde el temor por el Covid-19 bajó y los balazos se dispararon, dejando escenas como quema de autobuses en Celaya, balaceras en San Luis Potosí e inseguridad en todo el centro de México, ya sea por la necesidad, por peleas personales o crimen organizado.

 Los resultados en este segundo año son muy grises, dependiendo del ángulo que se analicen, pero así es como siempre es cuando un mandato comienza a tomar forma y más en un gobierno que se jacta diciendo que hará las cosas totalmente diferente a como se venían haciendo con anterioridad.

 

Licenciado en Ciencias de la Comunicación

Twitter @H_Moraan

Instagram: H_Moraan